Intervención de la presidenta de la Comisión Conmemorativa

Extracto de la intervención de la Alcaldesa de Gijón, doña Paz Fernández Felgueroso, presidenta de la Comisión Conmemorativa, en Gijón, 18 de diciembre de 2009

Los centenarios jovellanistas han tenido, en varias ocasiones, una gran relevancia, sirviendo para impulsar decisivamente la recuperación de la memoria del ilustrado gijonés. La tuvo el primer centenario de su muerte, que recordamos asociado a las imágenes de la procesión cívica tomadas por Modesto Montoto y también por la propuesta que formuló entonces el Rector de la Universidad de Oviedo, don Fermín Canella, urgiendo a la publicación de “una edición asturiana y verdaderamente completa de todas las obras de Jovellanos”, proyecto que debería contar con la participación, entre otros, de Julio Somoza y el apoyo del Ayuntamiento de Gijón y la Diputación Provincial de Oviedo. Dicha edición, llevada a cabo por el Instituto Feijoo de Estudios del Siglo XVIII de la Universidad de Oviedo, culminará en 2011 con la publicación de los tres volúmenes restantes.

foto comision 1024px 300x200 Intervención de la presidenta de la Comisión Conmemorativa

Constitución de la Comisión Conmemorativa del Bicentenario

El segundo centenario del nacimiento de Jovellanos, en 1944, propició la compra de buena parte de su casa natal y el proyecto de convertirla en museo, que no se culminó hasta 1971. No corrían entonces buenos tiempos en ninguna parte y en España eran especialmente duros, lo que condicionó, sin duda, el alcance de la conmemoración. Pero recordamos con especial afecto el ensayo de don Francisco Ayala, recientemente desaparecido, sobre el que él mismo escribió, en la reedición que nuestro Ayuntamiento hizo en 1992, lo siguiente: “La oportunidad del centenario me movió a estudiar con detenimiento una figura magna de nuestra historia en la que desde entonces sólo de pasada había reparado. Y quien con atención lea las páginas que en aquella sazón escribí, percibirá sin dificultad el diálogo mudo que un dolorido español del exilio entabla con el prócer admirable, y qué lecciones de templanza pudo desprender con la lectura de sus silenciosas palabras.”

Hace 15 años, cuando se cumplía el 250 aniversario del nacimiento de Jovellanos y el segundo centenario de su más querida creación, el Instituto Asturiano de Náutica y Mineralogía, la efeméride fue acompañada de un denso programa de actividades conmemorativas que culminó con la apertura, tras su rehabilitación integral, del edificio del antiguo Instituto, convertido en un moderno y polivalente centro de cultura municipal. Fue aquel un año brillante en el que la multiplicación de actividades y publicaciones tuvo un apoyo masivo. Sin duda, parte del éxito de aquel aniversario todavía reciente en nuestra memoria, que se celebró bajo el título de «Un año para Jovellanos», tuvo que ver con la fórmula elegida para su impulso. Se creó entonces una comisión conmemorativa en la que estaban algunas de las entidades y personas representadas en la que constituimos hoy, y también otras que lamentablemente no podrán estar, porque han desaparecido, y que supusieron un apoyo excepcional. Me refiero al profesor José Miguel Caso González, al periodista Francisco Carantoña Dubert y al padre José María Patac, a quienes quiero recordar hoy una vez más con agradecimiento, afecto y añoranza.

Un fruto póstumo de aquella experiencia de 1994 fue la constitución, promovida por buena parte de los participantes en la comisión conmemorativa, de la Fundación Foro Jovellanos del Principado de Asturias, una entidad creada para promover en exclusiva la memoria de don Gaspar que ha sabido, desde su nacimiento, incrementar continuamente apoyos y adhesiones y mantenerse siempre muy activa con actividades e iniciativas de todo tipo.

Esa misma fórmula de la comisión, que es usual en este tipo de conmemoraciones y que tan bien resultó en 1994, es la que queremos activar de nuevo en el bicentenario del año 2011.

Hemos convocado para ello a las principales instituciones asturianas; a algunos organismos de ámbito nacional y ayuntamientos de España especialmente relacionados con la figura de Jovellanos; a las entidades culturales, educativas y empresariales que, tanto en Gijón como en Asturias, dedican habitualmente su atención al ilustrado gijonés o colaboran en ello; y también a algunas personas cuya calidad intelectual y conocimiento sobre Jovellanos podrán sernos de gran ayuda.


Comisión